lunes, 12 de abril de 2010

Conflicitividad social en Uncastillo en la Guerra Civil (Zaragoza)

Mi familia por parte de madre proviene de la comerca de las Altas Cinco Villas (Zaragoza). Mi abuelo Manuel, que provenía de Ruesta, era guardia forestal, y fue destinado a Uncastillo. Allí nacieron sus cuatro hijas, entre ellas mi madre, la más pequeña, que nació en 1932. Así que apenas recuerda nada de la república, pero sí de algunas cosas que le mencionaran sus hermanas mayores, que destacaban sobre todo el choque - a veces incluso físico- entre las izquierdas y las derechas en el pueblo. Un pueblo de secano y terratenientes, con unos pocos amos de tierras (Casa López, por ejemplo) y mucha gente pobre y, por tanto, muy integrada en movimientos de izquierdas.
Mi madre recuerda el miedo que le producía la sola mención a los obreros asturianos - los protagonistas de la revolución de octubre de 1934-, que identificaba casi con el diablo, y la tensión entre las ideologías que llegaba incluso a las niñas y a las jóvenes: se atacaba a las chicas "de derechas"  y les rapaban el pelo. Mi madre recuerda, orgullosa, que a ninguna de sus hermanas les pasó esto porque su padre (mi abuelo) - en tanto que forestal, o sea, vigilante de los montes públicos, era un representante de las fuerzas del orden, y parece ser que tenía ideología de derechas- era respetado en todo el pueblo porque, de vez en cuando, hacía la vista gorda para que las familias más pobres del pueblo pudieran conseguir una "saca" de leña para venderla después y aumentar un poco sus magros ingresos.


Y realmente Uncastillo fue uno de los pueblos donde más conflicto hubo con ocasión de las huelgas y revoluciones que se produjeron en octubre de 1934. Mientras en Zaragoza capital los socialistas convocaban a una huelga general, en Mallén, en Uncastillo y algún pueblo más, hubo movimientos revolucionarios. En concreto, en el caso de Uncastillo se asaltó el cuartel de la guardia civil y murieron dos de sus agentes, y se ocuparon fincas de terratenientes. No es extraño, por tanto, que, una vez triunfado el Alzamiento de julio de 1936, Uncastillo fuera uno de los pueblos que sufriera una mayor represión. El caso más conocido es el propio alcalde, socialista: Antonio Plano, fue detenido. Lo torturaron, entre burlas, en la plaza del Olmo de la población. Lo fusilaron y caído en el suelo recibió un golpe de azada en la pierna que la seccionó. Seguidamente lo decapitaron y jugaron con su cabeza como pelota.

Podéis consultar la hemeroteca histórica del diario ABC, por ejemplo estas páginas, aquí o aquí, con imágenes de Mallén.

Esto es un ejemplo de "historia oral", los recuerdos de personas que han vivido un momento histórico. Os invito, como actividad voluntaria, a que, a partir de este tema, realicéis entradas en el blog con ejemplos similares a este donde se refleje algún aspecto social, político o económico interesante de la República, de la Guerra Civil, del franquismo o de la democracia.

2 comentarios:

  1. A mí mi abuelo siempre me cuenta lo mismo relacionado con la época de la Guerra Civil. Su familia era "roja" y siempre me cuenta que, a menudo, pasaban grupos de derechas y se llevaban a gente para fusilar, uno de ellos el padre de mi abuelo, que lo tuvieron toda una semana retenido, pero resulta que luego lo soltaron.
    Y también me ha contado a veces, pero no recuerdo si fue el caso del padre de mi abuelo o algún amigo de la familia, que cogieron a un hombre para fusilar porque lo habían confundido con otro hombre que era "muy rojo".

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por vuestra candidatura. Un blog muy interesante. Suerte

    ResponderEliminar